dissabte, 27 d’octubre de 2012

COMO PREVENIR LAS CARIES

El 80% de la gente que acude a un dentista es un por un problema de caries. Las caries son molestas, nos producen dolor y hacer que el diente se pudra y acabe por caer. Hay que decir que la dentadura está programada para durar toda la vida, así que si con el paso de los años se nos caen los dientes es por un mal cuidado.
¿Pero, cómo evitar una caries?
Los dentistas nos dicen que que tenemos que cepillarnos 3 veces los dientes y no comer chuches (azúcar). Tienen razón en lo del azúcar, pero no en lo de cepillarnos los dientes. Obviamente por una cuestión de higiene hay que limpiarse los dientes, y ello puede hacer que tengamos una sonrisa más blanca pero no que tengamos mayor salud bucal. Pensemos por un momento: "el 80% de la gente que acude a un dentista es por el tema caries". Si vosotros fuerais dentistas, os interesaría que la gente supiera como evitar una caries? Por una cuestión ética obviamente que sí, pero desde un punto de vista crematístico, el profesional nunca nos va a contar el verdadero secreto. Al dentista le interesa que la gente tenga caries, acuda a su consulta y él pueda ganarse la vida.

El diente es como una planta. La planta hay que regarla, pero no para ella misma, que también, sino para la tierra. Si la tierra está hidratada, si la tierra goza de salud, la raíz de la planta estará bien, con lo cual, la planta gozará de salud y vida. Y aquí está la  cuestión: la raíz. Si la raíz del diente está sana, el diente no tendrá caries. ¿Y de qué depende que la raíz esté sana? Pues de la encía. Si la encía está bien, no hay caries que valga.
Y la encía está sana en función de los alimentos que comamos.
Si nuestra alimentación es altamente ácida, nuestra encía no estará sana y correremos el riesgo de sufrir caries.
Alimentos ácidos: pan, pasta, arroz, cereales, pasta...

Si por contra, nuestra alimentación es predominantemente alcalina, la encía estará sana y no tendremos caries.
Alimentos alcalinos: verduras, frutas, huevos, pescados...

El hombre del paleolítico nunca se cepillaba los dientes, en cambio, mantenía intacta su dentadura hasta que se moría. Tenía la dentadura sucia, de lo que comía, básicamente raíces y frutos del bosque, pero esa comida era 100% alcalina con lo cual se encía permanecía sana y sus dientes duros y perfectos.


Cap comentari :

Publica un comentari